viernes, 11 de noviembre de 2011

LINEA DE TIEMPO: TRABAJO SOCIAL














Como equipo podemos rescatar de esta actividad lo siguiente:

El cristianismo da los primeros inicios al Trabajo Social, llamándose en primera instancia “Asistencia Social”; teniendo por objetivo ayudar con bienes concretos a los más necesitados. Es por eso que la Iglesia Católica  realiza una gran labor durante los primeros años de nuestra profesión.

Sin duda la creación de muchas instituciones para capacitar y ayudar en general a los más necesitados fue lo más esencial en el desarrollo de esta acción social.
En sí con el estallo de la Revolución Industrial, produce en un caos social el cual originó un proceso de reconceptualización de la denominada “Asistencia Social”, entonces esto genera grandes avances en el ámbito social, ya que el modelo antiguo solo se basaba en la caridad y acciones individuales, el nuevo modelo se basa en estudios sobre los problemas y  sus probables soluciones; aplicando el método científico, rescatando una acción amistosa y consejera al momento de intervenir en la ayuda social  junto con un objetivo primordial “descubrir el talento personal de un individuo y ayudarle a ejercitarlo y desarrollarlo”.

También la reflexión,  sistematización y producción escrita sobre las prácticas vinculadas con la “ayuda”, el “socorro a los pobres”, “la caridad o la filantropía” Y es la Sistematización la que remite a la propia configuración el Trabajo Social como profesión y disciplina a principios del siglo XX y esta sistematización es una pieza calve en el proceso de profesionalización, teniendo como base o pilar la obra de Mary Richmond, en donde sus preocupaciones estaban vinculadas con el sentido de la ayuda, sus objetivos, modalidad, la relación entre “quien da y quien recibe”, su eficacia, técnicas, aspectos morales, políticos y religiosos.
Fue a partir de las investigaciones de Richmond que se plantea por primera vez como objeto de estudio, el Trabajo Social, su razón de ser,  su especificidad, sus métodos, técnicas y principios filosóficos.

El Trabajo Social  está comprometido, en la empresa de proporcionar los elementos materiales del bienestar – asistencia, establecimientos para niños, cuidados hospitalarios,  actividades recreativas, etc. pero claramente no es el único objetivo, ya que debe establecer programas de acción con miras a  crear un mejor orden social, más no es éste tampoco el total de su contribución. La participación de los obreros en la industria,  del personal en su propia administración, de los grupos en su  educación, de las comunidades en el planeamiento social, de fuerzas informadas y responsables en la acción social, sólo es constructiva si se representa una actuación auto-determinada, cooperativa y altruista. La diferencia entre el Trabajo Social  en ámbitos públicos o privados sólo tiene su origen en los elementos administrativos; es decir  que esta diferencia no es inherente a la calidad o capacidad profesional.
Muchos Trabajadores sociales no se dan cuenta que no sólo logran “asegurar un tratamiento equitativo a estos individuos socialmente en desventaja” sino que están “contribuyendo a sentar algunas de las  bases de la justicia y la democracia”.

1 comentario:

  1. debemos contextualizar la linea de tiempo!!! además agregar imágenes...
    ánimo y a trabajar ;)

    ResponderEliminar